ooooooooops...

Call to action. Crear llamadas de acción atractivas

Qué es un Call to Action (CTA), qué función tiene, cómo diseñarlo y posibles errores a evitar

Call to action. Crear llamadas de acción atractivas
Photo by Chase Clark on Unsplash

Cuando un negocio tiene un ecommerce o una tienda online normalmente intenta captar la atención del usuario para que realice una acción en concreto.

Hablando de acciones o respuestas concretas del usuario nos referimos a la compra de productos en un ecommerce, la suscripción a una newsletter, la descarga de contenidos, el hecho de hacer clic en el enlace de un video…

Pero… ¿Cómo se denomina este término? Es lo que conocemos como Call to Action, aunque también se conoce como llamada a la acción.

¿Qué es un Call to Action?

Un Call to Action es una palabra o frase que incita a los usuarios a efectuar una acción determinada. Muchas veces la misma palabra o frase están dentro de un botón. En el botón se indica lo que nos interesa que haga el usuario. Normalmente, esta herramienta se usa para captar clientes y convertirlos en leads.

Es una técnica que tiene muy buenos resultados si es utilizada adecuadamente. Para ello, hay que saber dónde ubicarlas dentro de una página web, cómo diseñarlas y que tipo de palabras y colores son los que captan y atraen más la atención de los usuarios.

¿Cómo diseñar un Call to Action que capte la atención?

Para diseñarlo de la mejor manera hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Público objetivo

Para poder diseñar el Call to Action hay que tener muy claro a qué tipo de público va dirigido para enfocarlo de una manera u otra. Por ejemplo, si lo queremos enfocar a potenciales clientes, el CTA debe ser llamativo para que el usuario haga clic. Además, es muy útil ofrecer una recompensa (como por ejemplo un manual gratuito) a cambio de que hagan clic al botón.

Por otro lado, para los usuarios que ya con clientes habituales, no hay que llamar tanto la atención, sino intentar convencerles de porque nuestro contenido es mejor que el de otras webs, ya que debemos intentar que continúe siendo cliente nuestro y no de la competencia.

Mensaje acorde al estilo de la página web

Tenemos que redactar un mensaje que sea acorde al estilo de la página y que cumpla con unos requisitos básicos. Por ello, los elementos clave que debería tener el texto son:

  1. Frase inicial descriptiva e impactante
  2. Subtítulo
  3. Texto donde se especifiquen los beneficios y ventajas
  4. Acción que queremos que realice el cliente (CTA)
  5. Poner una palabra a modo urgencia como: pruébalo dentro de un mes, ahora, ya…

Ser claro con la acción

Debe quedar claro que es lo que queremos que haga el usuario. Para ello, normalmente se utilizan imperativos como síguenos, suscríbete…

Mostrar con números lo que el usuario va a conseguir

Pongamos por ejemplo el caso en que se ofrece una rebaja del 30%. Al usuario le gusta ver que antes costaba 100€ y que ahora le costará 70€. De este modo, le queda claro lo que va a conseguir y lo siente más “real”.

Crear un diseño atractivo

El diseño del CTA debe ser distinto y destacar del resto de contenido de la página web para que el usuario lo pueda identificar con facilidad.

Aun así, debe haber una coherencia visual dentro de la estética de la página web, de los colores, la tipografía, etc.

Colocarlo en el lugar adecuado

En el caso de un ecommerce, no se recomienda poner el botón de compra previamente a las imágenes del propio producto, ya que el consumidor aún no sabe ni que se le está ofreciendo, y por tanto, no lo comprará.

Además de los aspectos mencionados, a la hora de redactar el copy también se debe:

  1. Evitar palabras que hacen referencia a una acción que los usuarios no quieren realizar como comprar o registrar.
  2. Se recomienda utilizar la primera persona del singular. Ejemplo: participar  🡪 quiero participar

Teniendo en cuenta todos los aspectos mencionados que hay que tener en cuenta para diseñar el mejor CTA posible, se enumerarán una serie de errores a evitar cuando se usa un CTA.

Errores a evitar al utilizar un Call to Action

Colocar varios Call to Action juntos

Si se insertan varios CTA, no se deja claro qué es lo que nos interesa que haga el usuario y este se siente confundido. Por ello, aunque tengamos varios objetivos o finalidades, debemos saber priorizar cuál nos interesa más para crear un CTA para ese objetivo en concreto.

No hacer visible el botón o la frase del CTA

A veces ocurre que, debido al diseño, el botón resalta poco y pasa desapercibido para el lector.

No añadir descuentos, descargas gratuitas o beneficios

Ningún usuario hace click el botón sin recibir nada a cambio. Por este motivo, se menciona y destaca qué es lo que obtienen los lectores al pinchar el botón del Call to Action.

No probar diferentes ubicaciones para el CTA

Los CTA se suelen colocar siempre en el lateral o al final de cada post. Aun así, es bueno intentar variar y probar diferentes sitios, y posteriormente, analizar las métricas según la ubicación del botón. No siempre se cumple la norma y puede que alguna otra posición nos dé mejores resultados.

Vincular el CTA a la página inicial

Esto es un error muy común, ya que el usuario pincha el botón y le redirige a la página principal.

Pongamos como ejemplo que se está hablando y promocionando un producto y se crea un botón que pone “Encuéntralo aquí”. Si el usuario clica el botón, pero le lleva a una página inicial, no se va a poner a buscar el producto y, por lo tanto, perderemos una venta. En cambio, si se redirige al producto exacto hay muchas más posibilidades de que acabe comprando.

Así pues, lo que queda claro es que para que un Call to Action funcione bien hay que probar de muchas maneras, con distintas palabras, ubicarlo en diferentes sitios de la web… hasta encontrar las condiciones que ofrecen resultados más favorables.

Nuestros especialistas en UX y UI son especialistas en mejorar la conversión en la web. ¡Pregúntanos y sabemos cómo ayudarte!