Personalización, un básico en los próximos años

Antecedentes a la personalización

Llevamos muchos años recolectando datos en los distintos puntos de contacto que tiene el usuario con la propia empresa; a través del CRM o herramientas más concretas de analítica web.

Gracias a la implantación de este tipo de herramientas, se ha facilitado la segmentación en las acciones de marketing de las empresas, como puede ser el email marketing o audiencias publicitarias segmentadas en base al comportamiento del usuario.

Pero, ¿qué diferencias tiene la segmentación de la personalización?

Con el término segmentación nos referimos a grandes grupos de usuarios que se comportan de forma similar, por tanto, sabemos que tienen algo en común y hacemos acciones de marketing específicas para cada grupo (agrupados por intereses profesionales, edad, aficiones o cualquier criterio que se te ocurra). En cambio con la personalización, estamos comunicándonos con cada uno de los usuarios de forma individual y en el momento oportuno, basándonos en su actividad única.

La recolección y explotación de datos va evolucionando cada vez más y las empresas son conscientes de todos sus beneficios y de los resultados que puede aportar a su negocio, pero…

 

¿Qué hace falta técnicamente?

Para obtener toda esta información y poder hacer una correcta personalización, es muy importante la creación de un “PeopleID”. Se trata de un identificador que siga las acciones del usuario entre todas las herramientas de la empresa.

Como os comentaba al principio, las compañías ya están empezando a integrar sus fuentes de información con sus CRM y otras herramientas de trabajo.

Por lo que, si hacemos una correcta integración, conseguiremos obtener los beneficios que realmente nos aporta cada uno de los datos recopilados y nos permitirá tener una visión completa de cada cliente durante todo su recorrido por nuestra empresa, desde el momento que entra hasta su última acción.

Además se están empezando a implantar nuevas herramientas para facilitar este proceso, como por ejemplo los datawarehouse (base de datos con los datos e interacción de los usuarios) o DMP (almacén de diferentes tipos de cookies orientado a la activación publicitaria), que nos van a permitir gestionar esa información y sacarle todo el partido.

¿Por qué es necesaria la personalización?

Es necesaria para que el usuario vuelva a sentir que la empresa comprende a la perfección sus necesidades y le ofrezca una experiencia memorable a través de todo tipo de canales por el que se comunica.

De esta forma, conseguimos acortar las distancias con el usuario, simulando la relación que este puede tener con el tendero su barrio, que conoce a la perfección sus gustos y puede recomendarle qué consumir, aunque en nuestro caso hablamos de un concepto a gran escala y en un contexto digital, pudiendo acabar en offline.

Desde el departamento de data, en Ebolution, nos encargamos de llevar a cabo este proceso de personalización, implantamos todas las técnicas necesarias para recopilar datos de calidad de nuestros clientes, ofreciendo una experiencia personalizada, aumentando la tasa de conversión y mejorando los resultados.