La estrategia del avestruz o tu elección inteligente

Elige Ebolution como partner de confianza

Dice una falsa creencia muy extendida que el avestruz esconde la cabeza bajo tierra cuando se siente amenazado. En realidad, lo más que llega a hacer es bajar la cabeza a ras del suelo para pasar desapercibido y parecer un arbusto, aunque lo más normal es que use sus herramientas más poderosas (sus patas) para atacar o para salir corriendo.
Muchas empresas adoptan este comportamiento cuando se trata de abordar un ecosistema que les resulta complejo y desconocido como es el digital. Prefieren pensar que la irrupción del ecommerce, que la aparición de nuevos players puramente digitales (DNVB) o que la creación de marketplaces en sus verticales no va con ellos. Todos sabemos que ignorar el peligro no lo elimina. La historia empresarial está llena de casos de éxito que se hundieron por su nula adaptación al cambio. Kodak, Atari, Olivetti o Blockbuster pueden dar buena cuenta de ello.
Hay que reconocerlo, no es fácil.

Entonces, ¿cómo avanzamos?

“Guillermo, sabemos que tenemos que aprovechar las ventajas de la transformación digital, pero no sabemos cómo”. Esta es una frase que escucho frecuentemente y que refleja mucha frustración.
Los recursos que dispone una empresa son limitados, y el talento digital es caro. Por ese motivo, es muy frecuente abordar proyectos apoyándose en equipos externos, que permiten impulsar iniciativas sin tener que contratar personal. Se gana en flexibilidad y en costes, pero ¿cómo elegir al mejor compañero de viaje?

No vendas tu alma al diablo

Con carácter general, invertir en captación de tráfico sin tener tus canales digitales preparados es tirar tu dinero a la basura (más bien al bolsillo de alguien). En el mejor de los casos, matar moscas a cañonazos. Si vas a gastar presupuesto en campañas de publicidad para dirigir visitas hacia tu web o tu ecommerce, y luego no las cuidas cuando llegan a él, estarás dando un mal servicio, generando una mala imagen y, lo que es peor, originando malas opiniones sobre tu marca.
En la mayoría de las ocasiones lo más importante para contratar un partner tecnológico es su capacidad para entenderte. No se trata de buscar la tecnología más potente, ni la empresa más grande, ni los precios más baratos. La clave para invertir bien vuestros recursos es encontrar aquella empresa que, teniendo un amplio conocimiento de las soluciones que existen en el mercado, es más cercana y más permeable para entender vuestras necesidades.

Una buena idea para decidir qué empresa merece más tu confianza es buscar referencias. Si buscas y no encuentras, pide al partner que quieres valorar que te pongan en contacto directo con sus clientes. ¿Cuál ha sido su experiencia de colaboración? ¿Cómo es trabajar con ese proveedor? ¿Se comprometieron con su proyecto? ¿Cómo es su estrategia de acompañamiento al cliente?

No comprometas tu presupuesto

Si aún no tienes perfectamente definido tu proyecto (o incluso aunque lo tengas), contar con talento digital externo en las fases de definición suele aportar mucho valor. Contacta con la empresa que te ofrezca más confianza y que tenga los conocimientos que necesitas (certificados, por supuesto).
No tienes la necesidad de comprometer tu presupuesto. Invertir en un workshop previo te permitirá trabajar mano a mano con las metodologías ágiles de un equipo experto como si fuera tuyo. Esa inversión te permitirá entender mejor tus próximos pasos, priorizar desarrollos, establecer fases y ahorrar mucho dinero y disgustos posteriores.
La digitalización ofrece un abanico muy amplio de oportunidades para casi cualquier empresa, no solo las B2C. Las empresas B2B pueden ahorrar costes de distribución de un modo drástico, ofreciendo además experiencias personalizadas espectaculares. Puedes ampliar servicios, mejorar márgenes y, por supuesto, ampliar canales de venta.
Elige bien a tus partners y no ignores los cambios que están ocurriendo a tu alrededor. Si no lo haces tú, lo hará tu competencia (la conocida o, lo que es más peligroso, la de nuevos players).

Así que, si tienes un proyecto en mente y buscas una solución óptima, hablemos. Podemos ser tu elección inteligente.